Ideas para tus vinilos infantiles

Prueba a  pintar una pared de marrón clarito y colocar unos vinilos blancos con animalitos (los que más le gusten). Quedará muy discreto y precioso… y por supuesto a tu hijo le encantará. Otra idea es utilizar vinilos infantiles coloridos, como por ejemplo árboles con hojas, frutos y pajaritos volando alrededor. Esta opción dará mucha alegría al ambiente. Un clásico es poner vinilos para los más pequeños con diseños de mariposas y flores. Esto último está muy visto, pero quizá precisamente por esa razón, a todos los niños les encanta. Además será muy agradable ver cómo el niño se familiariza con las mariposas.

Para colocar los vinilos puedes hacerlo tú. Es fácil si tienes paciencia… y si no la tienes pide a un profesional que te ayude a ponerlo, para evitar que se te queden arrugas en los vinilos. De todas formas aquí puedes ver cómo se coloca un vinilo con mucha facilidad.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.