Prepara la habitación de tu bebé

Decorar la habitación del bebé es algo que asusta a muchos padres, pues piensan que deben invertir mucho tiempo o dinero. No es así; pues hay miles de ideas que os pueden ayudar a preparar la habitación para que quede  bonita, acogedora, funcional y cómoda. Consejos previos

  1. Toma medidas del espacio. Sólo así te harás idea de cómo distribuir los muebles y decorar
  2. Pregunta a otros padres. Su experiencia te servirá mucho
  3. Mira revistas  de decoración, para ver las últimas tendencias.
  4. Aprovecha cosas que tengas. Hay útiles que, renovados, te pueden servir para la habitación del bebé: muebles, lámparas, cestas.
Habitac infantil 4

La seguridad de los más pequeños

Tu bebé debe crecer en un ambiente agradable y estimulante, en el que se sienta protegido y arropado. Por lo tanto, usa pinturas no tóxicas, protectores de enchufes, muebles con los bordes redondeados, cubre radiadores. Deshazte de objetos de cristal, metal o cerámica, así como de todo aquello que pueda resultar peligroso. Guarda bien los medicamentos, las pomadas y otros materiales que el bebé pueda llevarse a la boca. Una habitación sobrecargada de objetos decorativos, peluches, alfombras, no es sana, pues ahí se acumulan el polvo y los ácaros, que pueden provocar alergias al bebé.

Habitac infantil 1

La iluminación de la habitación

Una buena iluminación natural o artificial y ventilación harán de la habitación el sitio ideal para su descanso y disfrute. Pon una lámpara en el centro del techo y otra en una de las paredes del cuarto, muy práctica para la noche, sin que el bebé se vea incomodado por la luz más fuerte y concilie mejor el sueño. También podemos añadir un macetero con luz junto a una planta artificial bonita para su dormitorio, que no tenga problemas de oxígeno por la noche. Las cortinas son necesarias para controlar la luz natural en el sueño diurno del bebé. Mejor que sean de materiales naturales y que no atrapen mucho polvo.

Habitac infantil 3

La comodidad del espacio del bebé

Aconsejamos un mobiliario sencillo: al principio, el bebé necesitará una cuna, un armario y un cambiador. Después, le vendrá bien una caja o baúl para sus juguetes, una sillita y una mesa y parque para jugar. La posición y distribución de los muebles son muy importantes porque van a determinar la practicidad para el bebé y los padres. Si quieres un colchón higiénico y adaptable, escoge el de látex; es más caro que los demás, pero vale la pena. En segundo nivel, los colchones de coco dan muy buenos resultados. En los colchones de muelles, hay modelos que tienen una cara para los meses más calientes y otra para los meses más fríos.

Habitac infantil 5

Los colores

Ya no se lleva tanto pintar de color rosa o azul según el sexo del bebé. Muchas familias optan por el blanco, el beige, el amarillo claro y tonos suaves, que dan tranquilidad. Si quieres intensidad, pinta una pared de un tono más alegre o elige los muebles en tonos fuertes . Cuadros y objetos bonitos marcarán estilo y son más fáciles de renovar.