A los pies de tu cama

El dormitorio es una de las estancias más importantes de nuestra casa. Un lugar acogedor y cómodo donde descansamos a diario. Añadir un elemento decorativo y versátil a los pies de la cama aportará a la estancia un toque de encanto y distinción.

Existen camas que tienen incorporado un asiento, pero en la mayoría de los casos los muebles que se colocan a los pies de la cama son independientes. Según el tamaño de nuestro dormitorio o nuestras preferencias, podemos elegir entre varias opciones:

  • Baúl. Es una opción que nos servirá para tener espacio extra de almacenaje, porque siempre viene bien más sitio donde guardar las cosas.
  •  Banco. Un lugar más que adecuado para sentarnos cuando nos quitamos la ropa y, muy práctico como descalzador. Los hay con reposabrazos, de madera, con respaldo, con almacenaje, de todos los estilos que puedas imaginar.
  • Sillones. Colocar unos sillones a los pies de la cama, nos ofrece la oportunidad de crear un espacio agradable e independiente donde sentarnos a leer o ver la tele en nuestra propia estancia.

Así que te elijas lo que elijas, sin duda, tu cuarto ganará en funcionalidad y en atracción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.