Ideas para escoger la cama de un dormitorio infantil

 

Cuando llega la época de dejar atrás la cuna llega el momento de afrontar la tarea de encontrar una nueva cama. Buscamos un buen lugar de descanso y un mobiliario que resulte sencillo, original, práctico y ligero.

Algunas ideas para escoger cama

Lo primero que les entra por los ojos a los más pequeños son los colores y la apariencia.  Las camas con forma de coche, casa, barco pirata son muy vistosas y originales, a los niños les encantará, sin duda, además proporcionará al dormitorio una sensación de vida. La parte negativa es que su duración tiene fecha de caducidad ya que cuando el niño, la cama pasará a un segundo plano.

Por su parte, el concierto  cama-nido es una opción muy práctica, combinas un sitio donde dormir con almacenaje y otra cama que se extrae, te puede resultar útil para para visitas ocasionales.

Si la habitación es pequeña puedes recurrir a las tradicionales literas, que ocupan espacio en vertical. También puedes utilizar otros trucos como colocar las camas en forma de L o quitar los cabeceros para ganar sitio.

En el caso de que dispongas de dos camas puedes seguir el estilo clásico de colocarlas en paralelo, utilizar un mismo cabecero proporcionará continuidad. O si eres amante del orden te encantarán las camas diván, que sirven de cama y sofá a la vez.

Igualmente puedes optar por una cama tradicional que le servirá, al niño, durante más años. Con una combinación de tejidos alegres y la decoración apropiada  podrás lograr un lugar de descanso adecuado para su edad y funcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.