El placer de dormir en una hamaca

dormin en una hamaca
Las hay en varias tipologías, diseños, soportes, materiales y colores: ¡las hamacas! Todos envidiamos aquel espacio ideal para el relax que vemos en casa de un amigo, una revista o casa de diseño. Las hamacas son ese elemento indispensable pensado para una siesta reconfortante, una buena lectura, una charla amena o simplemente un momento de descanso. red-antimosquito De discutido origen, esas redes primeramente destinadas a evitar las picaduras de diferentes alimañas se han diversificado para proveer confort y diseño a nuestra vida diaria. Armarse de un pequeño rincón propio que incluya a nuestra hamaca puede hacer la diferencia para alcanzar ese momento íntimo, tranquilo, romántico o ¡todo eso junto! ninos y hamacas

Tipos de hamacas

Hoy en día encontramos una amplia variedad de hamacas que podemos elegir para sacarnos de encima el estrés. Nuestra decisión dependerá en gran medida del lugar y uso que le destinemos, los gustos y necesidades de quien las vaya a disfrutar. Con esto en mente podemos optar por las clásicas hamacas centroamericanas que una vez instaladas ya quedan listas para usar, no requieren mantenimiento. A su vez, caben cómodamente tanto entre columnas de una galería como en un balcón. Con adaptaciones amigables con el ambiente, las podemos colocar entre dos árboles sin dañarlos. Una alternativa más moderna son aquellas con soportes o pies, que si bien requieren más espacio, vienen con sustento propio sin necesidad de instalaciones fijas en paredes o postes. Para aquellos a quienes recostarse no les resulta óptimo, se pueden escoger hamacas-sillones que con asiento y respaldar se alcanza igual comodidad pero en posición más vertical. Si de compartir se trata, también hay algunas pensadas para dos. En tamaño king-size, ultra resistentes y seguras permiten el relax juntos, pero no revueltos! Tener una hamaca en casa es contar con un espacio para librar la mente a escasos metros. Solo faltará música de fondo, nuestra bebida preferida y buena compañía.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.