Aprovecha tus retales para decorar

Te proponemos ideas factibles para aprovechar los retales que tengas en hacer manualidades que den un punto divertido a la decoración de tu casa.

Renueva las pantallas de las lámparas

Con motivos de tela y pasamanería que tengas, podrás hacer verdaderas virguerías a tu gusto. Para la habitación de tu hijo o hija, corta una tira de tela del mismo tamaño que la pantalla de la lámpara, decórala con flores de fieltro, rematados con pompones o piedras brillantes, pégalo con cola a la pantalla y móntala en el soporte.

Lámpara

Cabeceros

Puedes forrar el ya existente o hacer uno nuevo, con dos barrotes de madera (sirven los que usamos para las cortinas), un tápiz, colcha, o simplemente una tela que nos guste y esté acorde con los colores del dormitorio, pintura para madera y dos ménsulas. Pinta primero los barrotes de madera y la ménsula, dejándolos secar; ajusta a la pared la ménsula, coloca los barrotes y la tela, sujetándola con unos puntos de hilo.

Una alfombra colorida

Si tienes una alfombra lisa, no tienes más que coserle una cinta ancha de pasamanería lisa, formando una o dos grecas en colores alegres y cambiará totalmente su aspecto.

Joyero de tela

Escoge un trozo de corcho grueso o de panel de madera, fórralo de tela de colores y pon tiras de pasamanería cruzadas para colgar las joyas; también algún cáncamo pequeño. Ponle un marco de un cuadro y listo.

 Joyero

Cajas como nuevas

Si aún tienen fuerte la estructura, un forro de tela les dará nueva imagen. Forra la parte inferior con una tela de flores y la tapadera con una tela lisa, pegando sobre ella un tirador blando.

Posavasos

Corta varios cuadros de tela del mismo tamaño, pon en medio un trozo de plástico rígido (sirve de un mantel viejo) y cóselos, metiendo los bordes hacia adentro. Para rematar, pega una cinta de pasamanería alrededor.

Marca páginas originales

Marcapáginas

Sobre una tira ancha de cartulina,  aplica pegamento de un lado y pega los retazos de tela bien estirados para que no se formen arrugas. Una vez seco, aplica pegamento del otro lado y pega nuevos retazos de tela, dejándolos secar. Recorta un rectángulo y en el centro de uno de los extremos, haz un agujero con una perforadora y pásale un trozo de cinta

¿Qué te parecen?. Una vez empezado, puedes atreverte con servilleteros, cuelga mandos, carteles para las habitaciones…