Actualiza las paredes de tu casa

El verano es un buen momento para pintar, al poder tener las ventanas abiertas para airear y facilitar el secado de la pintura. Si te apetece cambiar el aspecto de las paredes de tu casa, he aquí algunas ideas que te ayudarán.

Antes de empezar

  • Es preciso reparar las imperfecciones.ya sean grietas, desconchones o agujeros. Si hay humedad, no hay más remedio que encontrar el origen y solucionarlo. Finalmente, rellena las zonas reparadas con masilla o aquaplast; de este modo, quedará preparada para la pintura que hayas elegido
  • La pintura plástica (al agua) es más fácil de aplicar y seca rápido, además de ser lavable, cosa muy interesante en una casa con niños. El esmalte (al aceite) es más engorroso, pero tiene la ventaja de su resistencia, aconsejable para las paredes más antiguas o con problemas de humedad; en este caso, hay que dejar secar bien la primera mano para que se fije bien la segunda
  • En paredes de pladur, hay que dar una imprimación para evitar grietas, manchas y cortes en las juntas
  • Si no encuentras el tono elegido, opta por pedir en el establecimiento pintura a la carta; allí te combinarán el tono, la saturación y la luminosidad. A pesar de las modas, los colores claros siguen siendo los reyes, especialmente, los blancos rotos y los tostados; combinados con mobiliario blanco o de madera natural, quedan preciosos.
  • Prepara tu kit de pintura: cinta para proteger las puertas y los marcos, rodillo con escurridor, espátula y dos brochas, una gruesa y otra fina
  • Empieza siempre por el techo y en dirección a la luz, para que no queden sombras. Después, continúa por la pared, dando siempre la última mano en la misma dirección que la anterior.

 Pintar paredes 3

Un cambio de imagen fácil, limpio y económico

El mundo de la pintura está en contacto evolución, pues salen nuevos colores, técnicas, texturas, propiedades, etc. También productos cada vez más respetuosos con el medio ambiente y fáciles de aplicar. La pintura más novedosa es el monocapa, que. al ser más densa, con una sola pasada, tapa cualquier color e imperfección.

Por eso, pintar las paredes de tu casa por tí mismo no resulta tan difícil como te pueda parecer. Además, te ahorras bastante de presupuesto y te aporta una satisfacción muy grande.

Pintar paredes 2